answers weekly

Semana del 24 de julio, 2017



Disfrutando de la Plenitud de Su Herencia

En Gálatas 4:1-5, el apóstol Pablo nos ayuda comprender lo que significa ser parte de la familia de Dios,

Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo, sino que está bajo tutores y administradores hasta el tiempo señalado por el padre. Así también nosotros, cuando éramos niños estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la Ley, para redimir a los que estaban bajo la Ley, a fin de que recibiéramos la adopción de hijos.

En la cultura romana, la adopción era muy diferente a la adopción de hoy. Cuando un hijo de carne y sangre llegaba a la edad madura, era “adoptado” a su propia familia. Hasta ese momento, era considerado un niño, y estaba bajo la tutela del esclavo de la casa.

Somos herederos porque hemos sido adoptados. ¿Qué significa eso? Significa que Dios se agrada cuando asumimos nuestro lugar como hijos maduros de Dios, ejerciendo autoridad y disfrutando de la plenitud de nuestra herencia. Sin embargo, la mayoría de los cristianos no hace esto.

No hace mucho tiempo, me topé con una página en internet que le dice a uno si tiene dinero en algún lugar que no sepa. Literalmente hay millones de dólares esperando que alguien los reclame en cuentas bancarias que la gente ni si quiera sabe que existen.

Muchos cristianos operan de esa manera. Tienen esta increíble herencia que les pertenece, esta increíble autoridad que se les ha otorgado, y ni si quiera saben que la tienen. Y, amigo, eso no le agrada a Dios.