Today, April 9, 2024

#100 ¿Dónde cayó?

El cuarto principio para recobrar su filo se encuentra en 2 Reyes 6:6:

Entonces el hombre de Dios dijo: ¿Dónde cayó? Y cuando le mostró el lugar, cortó un palo y lo echó allí, e hizo flotar el hierro. (LBLA)

Las palabras en las que quisiera que se enfocara son: “¿Dónde cayó?” Ésa es una buenísima pregunta. Y vea la respuesta: Y cuando le mostró el lugar”.

Ése es el cuarto principio, saber en qué lugar perdió su filo. A menos que regrese a ese lugar, no lo podrá recuperar; y salvo que usted esté dispuesto a tratar con cualquiera que haya sido el asunto que causó que perdiera su filo, jamás lo recuperará.

¿Se dio cuenta que el hombre sabía exactamente dónde lo había perdido? Si usted es honesto, probablemente también podrá saber con exactitud dónde y en qué momento perdió o comenzó a perder su filo espiritual.

Quizás fue cuando se ofendió por algo que otros le hicieron. O a lo mejor fue cuando comenzó a ver demasiada televisión, o cuando comenzó a convivir con cierta persona.

Si le preguntan ¿dónde cayó?, e inmediatamente no puede identificar el lugar, tome algún tiempo para escuchar su corazón y manténgase quieto. No tardará en llegarle la respuesta.

Esto es esencial porque, si usted desea recuperar su filo, debe comenzar donde lo perdió.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


April 20, 2024

#111 El primer mandamiento del matrimonio: exclusividad

El primer mandamiento de los Diez Mandamientos es simplemente éste y se encuentra en Éxodo 20:3: No tendrás dioses ajenos delante de mí. (RVR1995) ¿Qué está diciendo Dios en este mandamiento?...


April 19, 2024

#110 Los diez mandamientos del matrimonio

Los buenos matrimonios simplemente no suceden por arte de magia. No es porque se casó con la persona correcta y tuvo suerte. Los buenos matrimonios están edificados en algo más...


April 18, 2024

#109 El valor de jugar

Creo que todos estaríamos de acuerdo en que la vida cristiana debe tomarse con seriedad. Sin embargo, en nuestro deseo de darle todo a Dios, podemos llegar a un punto...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit