Today, May 8, 2020

#128 La fuente de su éxito

Sin duda alguna, vivimos en una de las épocas más prósperas. Y muchos cristianos hoy en día viven en una tremenda prosperidad.

Es muy fácil ver todo lo que hemos logrado y las riquezas que hemos acumulado, y sentirnos bien sobre nosotros mismos.

Hoy, quiero que lea Salmos 44:1–3. Contiene una verdad y un recordatorio muy poderoso:

Oh Dios, nuestros oídos han oído y nuestros padres nos han contado las proezas que realizaste en sus días, en aquellos tiempos pasados: Con tu mano echaste fuera a las nacionesy en su lugar estableciste a nuestros padres; aplastaste a aquellos pueblos, y a nuestros padres los hiciste prosperar. Porque no fue su espada la que conquistó la tierra, ni fue su brazo el que les dio la victoria: fue tu brazo, tu mano derecha; fue la luz de tu rostro, porque tú los amabas.

Cualquier cosa buena que usted y yo poseemos viene de la mano de Dios, y nada más. No es porque seamos algo especiales o porque seamos muy inteligentes.

Cuando todo esté dicho y hecho, no vamos a señalar a nuestro propio brazo, o a nuestra propia inteligencia o a nuestra propia habilidad. Solamente vamos a poder detenernos y decir: “Vea lo que el Señor ha hecho”.

Si usted es próspero el día de hoy, quiero que sepa que es el resultado de la mano y el brazo de Dios obrando de su parte.

Mientras mira hacia el futuro, si usted espera experimentar la totalidad de lo que Dios ha hecho en su vida, ciertamente será el resultado del poder de Su Espíritu obrando en su vida. No será su ingenio, ni será su esfuerzo humano, ni el poder de su carne, sino el poder de Su Espíritu.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


May 17, 2024

#138 La idolatría

El pecado más predominante que encontramos en la Biblia y que impidió que la lluvia de la bendición de Dios cayera sobre su pueblo fue la idolatría. Quizás esté pensando:...


May 16, 2024

#137 La cura para la sequía resultante del pecado

En nuestro último devocional, hablamos del pecado y cómo éste era la causa número uno de la sequía espiritual. La pregunta natural es: ¿cuál es la cura? ¿cómo termino con...


May 15, 2024

#136 La causa número uno de la sequía espiritual

Las Escrituras en gran medida enseñan que la causa número uno de la sequía espiritual es el pecado. Y la cura número uno para la sequía, según las Escrituras, es...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit