Today, July 31, 2019

#212 La seducción de la avaricia

Uno de los versículos que leímos en nuestro último devocional fue Lucas 12:15, que dice:

“¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes”.

Jesús comienza Su enseñanza sobre la prosperidad en este pasaje al decir: Absténganse de toda avaricia”. En nuestra sociedad, inclusive en la Iglesia, hay muchas personas que están atascadas en “cosas”. El enfoque de su vidas son sus cosas, y hacer cualquier cosa que sea necesario para conseguir más cosas.

Es lo que la Biblia llama avaricia.

Hoy le quiero preguntar, ¿está su corazón lleno de avaricia? ¿Se encuentra pensando: “Sé el ingrediente que me hace falta en mi vida, solo que necesito un poco de tiempo. Si tan solo pudiera obtener un poco más, estaría feliz. Si tan solo pudiera construir una casa más grande y llenarla con cosas— Si pudiera tener un mejor vehículo— Si pudiera subir de categoría— entones estaría feliz, entonces sería exitoso”?

Un poco más, un poco más, un poco más.

El problema es que el problema con obtener más nunca es suficiente. De hecho, como veremos en nuestro próximo devocional, si usted define su éxito por lo que tiene (o por lo que no tiene), entonces ha sido seducido por la avaricia y jamás encontrará la felicidad que está buscando.

No sea un necio buscando las cosas materiales. Más bien, haga que la pasión de su vida sea buscar las cosas de Dios.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


May 17, 2024

#138 La idolatría

El pecado más predominante que encontramos en la Biblia y que impidió que la lluvia de la bendición de Dios cayera sobre su pueblo fue la idolatría. Quizás esté pensando:...


May 16, 2024

#137 La cura para la sequía resultante del pecado

En nuestro último devocional, hablamos del pecado y cómo éste era la causa número uno de la sequía espiritual. La pregunta natural es: ¿cuál es la cura? ¿cómo termino con...


May 15, 2024

#136 La causa número uno de la sequía espiritual

Las Escrituras en gran medida enseñan que la causa número uno de la sequía espiritual es el pecado. Y la cura número uno para la sequía, según las Escrituras, es...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit