Today, August 30, 2020

#243 Robar a Dios, ¿de qué?

Malaquías 3:8–9 nos da una advertencia seria:

¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! Y todavía preguntan: ¿En qué te robamos? En los diezmos y en las ofrendas. Ustedes —la nación entera— están bajo gran maldición, pues es a mí a quien están robando.

Ahora bien, si piensa sobre esta declaración, se debe preguntar: ¿Cómo le puedo robar yo a Dios? ¿Qué significa eso?

Hay dos maneras de robarle a Dios cuando rehusamos diezmar:

  • Le robamos a Dios el honor que le merece. En Proverbios 3:9 dice: Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas”. Al darle a Dios la primera parte de nuestro ingreso, le estamos honrando primero en nuestras vidas. Demostramos fe en Su promesa para suplir nuestras necesidades y Dios es honrado por nuestra fe.
  • Le robamos a Dios la oportunidad de bendecirnos. En Malaquías 3:10, Dios promete bendecirnos si le traemos la primera décima parte de nuestros ingresos (el diezmo).

La promesa en Proverbios es que nuestros graneros se llenarán hasta rebosar si honramos al Señor con nuestras primicias (Proverbios 3:9–10).

Dios puede bendecirnos. Él desea bendecirnos. No le robemos la oportunidad de hacerlo, ni el honor que Él se merece.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


August 9, 2022

#221 El sistema de navegación de Dios

En Mateo 6:22–24, Jesús nos habla del impacto que se crea cuando Dios tiene nuestro corazón por completo: El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión...


August 8, 2022

#220 El corazón de la cuestión

Durante los últimos devocionales, hemos aprendido la importancia de la motivación de nuestro corazón para dar, orar, y ayunar. En Mateo 6:19–21, Jesús continúa tratando otras cuestiones del corazón: No...


August 7, 2022

#219 Una cuestión del corazón

Dios se preocupa profundamente sobre las motivaciones de nuestros corazones. En el devocional anterior, vimos que el corazón es de suma importancia a la hora de dar. En Mateo 6:6,...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit