Today, September 2, 2020

#246 La motivación correcta

En el devocional anterior, vimos cómo no debemos dar solo para obtener. Ésa no debería ser nuestra motivación. De manera que la pregunta es: “¿Cuál es la motivación correcta?”

Todo lo que necesitamos hacer es ver qué fue lo que motivó a Dios dar. La respuesta se encuentra en Juan 3:16:

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Dios amó tanto que dio. Y, sí, Dios ciertamente recibió una cosecha cuando dio a Su Hijo. Recibió una cosecha de hijos e hijas.

Usted debería dar por amor y devoción a Dios. Dé porque usted no desea que las personas se vayan a una eternidad sin Dios, porque usted ama a la humanidad, porque usted tiene misericordia y compasión por las personas quebrantadas y afligidas.

Ésa es la motivación correcta para dar. Cuando usted da con esa motivación, su recompensa será grande. Dios se encargará de que se le regrese a usted multiplicado.

Esto es muy diferente a lo que hoy en día muchas personas enfatizan cuando se trata de dar. Me parece que muchas personas, cuando enseñan sobre el dar, simplemente están presionando los botones de la avaricia de las personas. Al parecer, la motivación principal de algunos líderes que están enseñado para que las personas den es: “Dé porque Dios le va a bendecir”. Y no hay duda de que Dios bendice a aquellos que dan. Las promesas de las Escrituras son muy claras.

Pero, ¿qué hay de los preceptos de más peso? Recuerde cómo Jesús reprendió a los dirigentes judíos en Mateo 23:23 porque “han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad”.

Dios ve el corazón. Nuestros corazones deberían ser como el de nuestro Padre celestial quien es misericordioso, amable, amoroso, y generoso, inclusive hasta con el más desagradecido y malvado de entre nosotros. Ésa es la motivación correcta.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


November 25, 2022

#329 Cómo ganar a un hermano ofendido

Proverbios 18:19 nos dice: El hermano ofendido es más difícil de ganar que una ciudad fortificada, y las contiendas son como cerrojos de fortaleza. (LBLA) Cuando este versículo se refiere a una “ciudad fortificada”, significa...


November 24, 2022

#328 Procure la paz

En 1 Pedro 3:10–11, Pedro provee un importante mandato en nuestras relaciones con otras personas: En efecto, el que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene...


November 23, 2022

#327 Cuando el plan de Dios no tiene sentido

En Josué 6:1–5 encontramos uno de los planes de batalla más extraños, pero con una lección importante para usted y para mí: Las puertas de Jericó estaban bien aseguradas por...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit