Today, September 18, 2018

#261 Excesivo

En Proverbios 23:4 leemos lo siguiente:

No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas.

Primero, quiero que vea que este versículo no dice que no trabaje. Ni tampoco dice que no trabaje duro. Simplemente, dice que no debemos afanarnos para acumular riquezas.

Hay algunas personas en la familia de Dios que no son guiadas sino que se mueven por impulsos. Están tan enfocadas en alcanzar sus metas y lograr cierto nivel de éxito que hacen muchos sacrificios en el proceso.

Lo triste es que están haciendo los sacrificios equivocados. Están sacrificando su matrimonio y están sacrificando la relación con sus hijos. ¿Por qué? Porque trabajan de más. Y, amigo, eso no es saludable.

De hecho, me atrevo a decir que trabajar de más es igual de dañino que no trabajar. Uno pierde las cosas grandes de la vida, las cosas realmente importantes de la vida. Para algunas personas, su relación con Dios queda exprimida porque trabajan demasiado.

Usted necesita estar motivado, necesita trabajar duro, pero lo que no quiere hacer es abusar del trabajo a tal grado que no le quede tiempo para sus hijos. No debería trabajar tanto que ni siquiera le quede tiempo para su cónyuge. Y no debería trabajar tanto que no le reste tiempo para Dios.

Usted se está perdiendo la vida si solamente va tras las posesiones, sacrificando las cosas más importantes en el proceso.

¿Cómo está su vida laboral? ¿Está trabajando demasiado a costa de su matrimonio, su familia y su relación con Dios? Si es así, hoy mismo determine enderezar su vida y busque el equilibrio.

¡Trabajar demasiado es excesivo!


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


May 17, 2024

#138 La idolatría

El pecado más predominante que encontramos en la Biblia y que impidió que la lluvia de la bendición de Dios cayera sobre su pueblo fue la idolatría. Quizás esté pensando:...


May 16, 2024

#137 La cura para la sequía resultante del pecado

En nuestro último devocional, hablamos del pecado y cómo éste era la causa número uno de la sequía espiritual. La pregunta natural es: ¿cuál es la cura? ¿cómo termino con...


May 15, 2024

#136 La causa número uno de la sequía espiritual

Las Escrituras en gran medida enseñan que la causa número uno de la sequía espiritual es el pecado. Y la cura número uno para la sequía, según las Escrituras, es...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit