Today, October 22, 2019

#295 Ninguna preocupación

Espero que estas palabras del libro de Isaías le animen hoy. Lea cuidadosamente lo que Dios dice:

Soy yo mismo el que los consuela. ¿Quién eres tú, que temes a los hombres, a simples mortales, que no son más que hierba? ¿Has olvidado al Señor, que te hizo; al que extendió los cielos y afirmó la tierra? ¿Vivirás cada día en terror constante por causa de la furia del opresor que está dispuesto a destruir? Pero ¿dónde está esa furia? Porque yo soy el Señor tu Dios, yo agito el mar, y rugen sus olas; el Señor Todopoderoso es mi nombre.

Dios extiende los cielos en la palma de Su mano. Las naciones son como una gota ante Él. No hay nada demasiado difícil para Él, y no hay nada que no pueda hacer.

Hace varios años, tuve la oportunidad de ir a cazar alces con un amigo en Montana. Estábamos fuera viendo las estrellas y no estaba preparado para la gloria que vi. Nunca antes había visto tantas estrellas en mi vida. ¡Me quedé asombrado!

Mientras yacíamos ahí, yo dije: “¿Sabes qué? Dios extiende los cielos en Su mano, y tú y yo nos preocupamos por pagar el alquiler”. Simplemente fue uno de esos momentos. Los dos nos comenzamos a reír de lo ridículo que era preocuparse cuando Dios es tan grande.

¿De qué se está preocupando hoy? Cualquier cosa que sea, póngalo en las manos de Dios. Después de todo, ¡Él extiende el universo entero!


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


March 3, 2021

#62 Su carril

En el devocional anterior descubrimos que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros un llamado, un destino diseñado por Dios para Su gloria. En Filipenses 3:12, Pablo nos...


March 2, 2021

#61 Corriendo dentro de las líneas

En Filipenses 3:14, Pablo nos deja ver una razón poderosa de su pasión. Esto es lo que dice: Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en...


March 1, 2021

#60 Olvidando el pasado

En nuestro devocional anterior vimos Filipenses 3:13, y hoy quisiera que regresáramos a este pasaje nuevamente, pero por otra razón. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit