Today, November 16, 2020

#321 Deje de echar las culpas y levántese

Cuando Jesús lo vio allí, tirado en el suelo, y se enteró de que ya tenía mucho tiempo de estar así, le preguntó: ―¿Quieres quedar sano? ―Señor —respondió—, no tengo a nadie que me meta en el estanque mientras se agita el agua y, cuando trato de hacerlo, otro se mete antes. (Juan 5:6–7)

Este individuo prácticamente estaba diciendo: “No es mi culpa. Estoy en esta condición porque nadie más hace nada por mí, y por lo que alguien más me hizo a mí”.

Píenselo: “No tengo a nadie que me ayude”. En otras palabras: “Estoy atascado porque nadie más hace nada por mí”. O, “Mientras yo llego, otro baja antes que yo”. En otras palabras: “Estoy atascado por lo que alguien más me hace”. De cualquier forma, “No es culpa mía”.

Después de que hayamos decidido que queremos ser libres, el siguiente paso es dejar de culpar a otros.

Un amigo mío emigró de México a los Estados Unidos hace muchos años. No comprendía la cultura ni el idioma y parecía estar trabajando desesperadamente en un empleo sin salida.

Su jefe se aprovechaba de él y parecía que nunca podía ver la luz. Pero, en vez de culpar a otros por su situación (lo cual habría sido muy fácil para él), decidió liberarse y hacer algo con su vida.

Le tomó varios años, pero ahora tiene algunos negocios y está muy bien económicamente.

No caiga en la trampa de culpar a otros. Más bien, tome la decisión de levantarse (de eso hablaremos en nuestro próximo devocional).


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


May 17, 2024

#138 La idolatría

El pecado más predominante que encontramos en la Biblia y que impidió que la lluvia de la bendición de Dios cayera sobre su pueblo fue la idolatría. Quizás esté pensando:...


May 16, 2024

#137 La cura para la sequía resultante del pecado

En nuestro último devocional, hablamos del pecado y cómo éste era la causa número uno de la sequía espiritual. La pregunta natural es: ¿cuál es la cura? ¿cómo termino con...


May 15, 2024

#136 La causa número uno de la sequía espiritual

Las Escrituras en gran medida enseñan que la causa número uno de la sequía espiritual es el pecado. Y la cura número uno para la sequía, según las Escrituras, es...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit