Today, May 6, 2020

#126 El corazón de Dios

Es muy fácil para nosotros pensar que Cristo es majestuoso, alguien muy poderoso que está en los cielos, impertérrito por lo que ocurre en nuestras vidas. Sin embargo, Hebreos 4:15 nos pinta un retrato completamente diferente.

No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. (RVR1995)

¿Alguna vez se ha puesto a pensar que Jesús se compadece de usted? Dios no es distante ni despreocupado, ni tampoco le ve a usted con un ojo clínico y calculado. Él realmente se conmueve y se compadece.

Quiero mostrarle un versículo que, en lo personal, es increíble. Es Isaías 63:9 y habla sobre Dios y su pueblo. Dice lo siguiente:

En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, los trajo y los levantó todos los días de la antigüedad. (RVR1995)

Cuando usted sufre, Dios sufre. Dios no es insensible, inconmovible o indiferente.

Luego está Jeremías 31:20 donde Dios dice (hablando sobre Israel como una sola persona): “Lo he recordado constantemente. Por eso mis entrañas se conmovieron por él, y ciertamente tendré de él misericordia, dice Jehová” (RVR1995).

Por último, vea lo que dice Salmos 145:8–9:

Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, y sus misericordias sobre todas sus obras. (RVR1995)

Dios siente y se compadece. Se conmueve y se aflige mientras usted atraviesa las dificultades de la vida. Él comprende. Y añora darle misericordia.

¡Así es el corazón compasivo y misericordioso de Dios!


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


May 17, 2024

#138 La idolatría

El pecado más predominante que encontramos en la Biblia y que impidió que la lluvia de la bendición de Dios cayera sobre su pueblo fue la idolatría. Quizás esté pensando:...


May 16, 2024

#137 La cura para la sequía resultante del pecado

En nuestro último devocional, hablamos del pecado y cómo éste era la causa número uno de la sequía espiritual. La pregunta natural es: ¿cuál es la cura? ¿cómo termino con...


May 15, 2024

#136 La causa número uno de la sequía espiritual

Las Escrituras en gran medida enseñan que la causa número uno de la sequía espiritual es el pecado. Y la cura número uno para la sequía, según las Escrituras, es...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit