Today, October 27, 2020

#301 Deje que Dios haga su trabajo

Filipenses 2:8–11 nos muestra como la humildad precede a la honra.

Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Si el deseo de Dios y Su plan han de ser realizados en nuestras vidas, debemos caminar en humildad. Es un requisito para nosotros pasar la prueba de la humildad. Tal y como vemos aquí, porque Jesús se humilló a sí mismo, Dios le exaltó hasta lo sumo. Y para ese entonces ningún demonio en el infierno podría hacer nada para prevenirlo.

Cuando Dios le promueve, ninguna persona, demonio, o sistema impío lo pueden detener. El poder enaltecido de Dios es irresistible. Es innegable e invencible.

Pero primero está un corazón humilde. Se ha dicho que ningún hombre camina más alto que cuando está de rodillas ante Dios. Humillémonos y seamos obedientes a Dios en cada área de nuestras vidas. Si nos humillamos, Dios nos exaltará. El trabajo de Dios es enaltecernos, y nuestro trabajo es humillarnos. Si intentamos hacer el trabajo de Dios, el tendrá que hacer el nuestro.


Escuche este devocional haciendo click aquí



Leer devocionales anteriores


February 24, 2021

#55 Ceder: El cuarto paso para la oración eficaz

Salmos 37:4 nos da el cuarto elemento para la oración eficaz que hemos estado analizado en los últimos devocionales. Esto es lo que dice Salmos 37:4: Deléitate en el Señor,...


February 23, 2021

#54 Las condiciones para una oración contestada

En nuestro devocional anterior hablamos sobre el tercer paso para una oración eficaz, y ésta es pedir. He llegado a creer que muchos cristianos no creen que Dios quiere que le pidan....


February 22, 2021

#53 Pedir: El tercer paso para la oración eficaz

Hasta ahora hemos descubierto que la alabanza y el arrepentimiento son los primeros dos pasos hacia una oración eficaz. Hoy quiero mostrarle el tercer paso que es muy importante: pedir. En el devocional anterior hablamos...


¿Quieres respuestas directo en tu correo electrónico?

Suscríbete para recibir devocionales diarios GRATIS y actualizaciones de Bayless.

No te enviaremos spam. Puedes desuscribirte en cualquier momento. Powered by ConvertKit